• baner1
  • baner2
  • baner3
01
Oct 13

Hipicapress | José María Parias, Gerente de la Fundación de Equitación de Base: 'Son tiempos de sobrevivir para la FEBA'Antonio Campos es el presidente de ambas asociaciones y la FEBA ha colaborado en la organización de la Gran Semana del Anglo-árabe que se celebró recientemente en el Real Club Pineda de Sevilla. Por un lado, se encargó de las Pruebas FEBA de Promoción y 0 estrellas, y por otro, de acercar la hípica a los más pequeños a través de actividades con ponis. Hipicapress ha hablado con el Gerente de la FEBA, José María Parias, para conocer cómo consigue una asociación sin ánimo de lucro fomentar la afición por la hípica en unos momentos donde no existe ningún tipo de ayuda económica proveniente de las administraciones.

Hípicapress (HP): Recientemente se ha celebrado la Gran Semana del Anglo-árabe. ¿Cuál ha sido el papel de la FEBA?
J.M. Parias (JMP):
El papel de la FEBA en la Gran Semana del Anglo-árabe ha sido organizar dos pruebas FEBA en la que tienen cabida jóvenes jinetes que están empezando su vida deportiva. Estos jinetes se están incorporando a la competición a niveles inferiores, como son las pruebas de iniciación, promoción, 0 estrellas y 1 estrella. Aquí hemos organizado pruebas FEBA para ellos, bien porque están empezando, o bien porque no se hayan clasificado para la final de las pruebas del Ministerio de Agricultura. Así les damos la oportunidad de que participen aunque sea fuera de la final poniendo sus caballos en competición.

HP: ¿Cuál es la relación entre la Fundación de Equitación de Base y la Asociación Española de Criadores de Caballos Anglo-árabes?
JMP:
La FEBA es una entidad sin ánimo de lucra, cuya finalidad principal es fomentar los deportes hípicos en España, aumentar el número de practicantes y mejorar su formación. Esta entidad está íntimamente ligada desde su nacimiento a la Asociación Española de Criadores de Caballos Anglo-árabes y su presidente es el mismo, Antonio Campos. La AECCAá es parte del patronato de la FEBA y esta última siempre se ha amparado mucho en la AECCAá porque dispone de mejores recursos económicos.

HP: ¿Cómo funciona está relación?
JMP:
La FEBA pone de acuerdo a jinetes con ganaderos o propietarios. Tenemos jinetes que están empezando a incorporarse a la competición y a lo mejor no disponen de los medios suficientes para comprarse un caballo. La FEBA intenta colaborar con ellos proporcionándoselos. A su vez, tenemos ganaderos que no les interesa hacer un desembolso económico para poner a un caballo en competición, y nosotros le buscamos un jinete. Así, con esta simbiosis, ambos salen beneficiados. Además, organizamos cursos de formación, exhibiciones en pueblos para atraer a la gente al mundo deporte hípico, y hemos conseguido ir incorporando a nuevos jinetes para la disciplina de concurso completo de equitación que ya están compitiendo a niveles más altos. De los jinetes que estaban participando en la pruebas del MAGRAMA, el 45% han nacido en el seno de la FEBA. Hemos sido una cantera para esta disciplina que estaba bajo mínimos en España desde hace mucho tiempo. Desde que la AECCAá puso en marcha el Ciclo de Caballos Jóvenes de Concurso Completo hemos tenido un desarrollo tan grande, que en las pruebas que se celebraron en la Gran Semana del Anglo-árabe ha habido entorno a 200 caballos, muchos jinetes y muchas pruebas.

HP: ¿Cómo se ha visto afectada la actividad de la FEBA con la crisis?
JMP:
Antes vivíamos prácticamente de las ayudas del MAGRAMA y de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, pero todo eso desapareció en 2010. Ahora, sobrevivimos gracias a la Asociación Española de Criadores de Caballos Anglo-árabes, compartiendo su oficina para toda nuestra logística. En España, por desgracia, no recibimos tampoco financiación alguna desde el Ministerio de Educación como ocurre en otros países. Con la Consejería de Educación firmamos un convenio de colaboración para intentar introducir la hípica dentro de la oferta extraescolar pero no fue posible. Y el Ministerio de Educación tiene muy pocos recursos y, lógicamente, tienen otras prioridades y no podemos echarles en cara nada. Entendemos que la situación es muy difícil y ahora es imposible. La pena es que si contáramos con un poco de apoyo de cada administración, sí que podrían conseguir muchas más cosas.

Pin It