• baner1
  • baner2
  • baner3
26
Sep 13

Hipicapress | D. Antonio Campos, que ha destacado que pese a la crisis, el caballo Anglo-árabe de alto nivel deportivo se sigue vendiendo igual o más caro que antes,y que los criadores se tienen que mentalizar que los productos que no llegan a ese nivel, un 75% según sus cálculos, tienen también salida en el mercado destinado al caballo de paseo. Por tercer año consecutivo, el Real Club Pineda de Sevilla se convirtió en el escenario perfecto para la celebración de la Gran Semana del Anglo-árabe. La AECCAá ha vuelto a demostrar su apuesta por potenciar el Concurso Completo de Equitación en España, una disciplina muy atractiva para los aficionados (más de 5.000 personas presenciaron la prueba de cross del sábado) pero nada rentable para los comités organizadores por el elevado coste que supone organizar tres pruebas, especialmente la de cross. Por eso, la AECCAá ha asumido la organización de dos concursos internacionales de completo dentro del amplio programa de pruebas que alberga la fiesta del Anglo-árabe en nuestro país. Con esta iniciativa, no solo están consiguiendo popularizar una de las tres disciplinas hípicas olímpicas, sino que también están favoreciendo la salida al mercado de los caballos nacionales.

La AECCAá está realizando una simbiosis perfecta con la Fundación de Equitación de Base para que los jinetes que no pueden permitirse una montura puedan montar sus caballos. Este favor a priori, es más una colaboración exitosa para la asociación, que ve como sus caballos se revalorizan gracias a los éxitos deportivos que estos jinetes tienen en las competiciones internacionales. Y es que esta asociación, quiere criar Anglo-árabes que compitan al máximo nivel y se ha propuesto una meta ambiciosa, pero que ya está tocando con los dedos: que todos los jinetes españoles monten productos nacionales en los CIC.

Hipicapress (HP): La Gran Semana del Anglo-árabe ha tenido muy buena respuesta del público. ¿Cómo se organiza un evento de estas características?

Antonio Campos (AC): Tenemos un equipo muy bueno y muchos voluntarios que colaboran con nosotros. La aportación económica que nuestra asociación recibía de MAGRAMA, a través de la Dirección General de Ganadería, se ha reducido hasta un 80% y resulta muy complicado porque no recibimos ningún tipo de ayuda económica por parte de ninguna federación. Pero desde la AECCAá, hemos visto que a las empresas privadas sí les interesa patrocinar este tipo de concursos porque saben que son muy atractivos para el público. En esta edición hemos conseguido triplicar el número de patrocinadores con respecto a año anterior, y se debe a que conseguimos atraer a miles de personas que disfrutan de esta disciplina tan apasionante. Hemos superado todas las expectativas y eso es lo que buscamos. También ha sido muy importante el apoyo publicitario del ayuntamiento, que ha colaborado en la espectacular presentación ante los medios de comunicación que hicimos en las orillas del Guadalquivir, junto al Puente de Triana. El ayuntamiento está viendo la importancia que puede tener este evento de cara al turismo y espero que podamos buscar para el año que viene la manera de crecer. Por otro lado el hecho de que se celebre en septiembre es una fecha idónea por la buena climatología. Las empresas saben que cuando hay público hay repercusión y hemos salido en todos los periódicos de Sevilla, en radios nacionales y en televisión en Canal Sur y TVE1 gracias a que al público le interesa y sorprende que un evento deportivo que parecía una cosa muy elitista pues se acerque a todo el mundo.

HP: ¿Es difícil dedicarse al concurso completo de equitación en España?

AC: La Gran Semana del Anglo-árabe acoge una serie de actividades y pruebas deportivas. La más importante es la Copa de S.M el Rey que tiene un nivel internacional de 2 estrellas. La AECCAá hace en este caso una labor de organizar, como comité organizador, pruebas internacionales, que se escapa un poco de nuestras actividades. Pero ningún comité organizador se interesa porque el concurso completo de equitación resulta muy caro, sobretodo por la prueba de crear un circuito de cross. Sin embargo, estamos muy satisfechos por la repercusión y el crecimiento vertiginoso que estamos consiguiendo. El Real Club Pineda de Sevilla reúne las condiciones idóneas para su celebración. Los criadores y jinetes quieren que sus caballos corran en una superficie verde como la que tenemos aquí para que no sufran lesiones con los grandes esfuerzos que realizan, corriendo a 570 metros por minuto en un recorrido de casi 4.000 metros.

HP: La FEBA también ha participado en la organización de la Gran Semana del Anglo-árabe ¿Cuál es la relación entre la AECCAá y la FEBA?

AC: Hemos organizado unas actividades con ponis a través de la Fundación de Equitación de Base para que los niños puedan también montar y acercarles al mundo de la hípica. El día que consigamos que haya escuelas municipales de equitación en las zonas con tradición hípica habremos dado un gran paso. Por otro lado, los jinetes españoles que han competido a nivel internacional han corrido con caballos nacionales y en muchos casos, son personas que la FEBA y la AECCAá han introducido en este mundo. Muchos jóvenes provienen de la monta a la vaquera y de la equitación en el mundo rural. La asociación cede caballos a estos jinetes y son ellos quienes ponen a estos caballos en valor con sus logros deportivos en competiciones. Gracias a su trabajo, esfuerzo y calidad consiguen que estos caballos puedan correr concursos internacionales del máximo nivel con lo cuál el precio de los caballos sube considerablemente.

HP: Hablando del mercado del Anglo-árabe, ¿ha afectado mucho la situación económica al comercio de estos caballos?

AC: Los caballos de competición, a diferencia de los de paseo, siguen costando lo mismo que siempre o más. Esto es una pirámide de selección, si nos fijamos en los productos participantes en la Gran Semana del Anglo-árabe, es mucho mayor el número de caballos que participan en 4 años que en 7 años, porque los demás se han quedado por el camino. Esto coincide con un criterio que nuestra asociación ha expresado desde el principio. No es un problema de cantidad, sino de calidad. Queremos producir caballos que puedan competir a nivel internacional. No queremos ver competir más en la disciplina de Completo, que es de la que somos responsables, a jinetes españoles montados en caballos alemanes o franceses o de cualquier otro país. Pero ellos, lógicamente, para que monten caballos españoles tienen que ver que son tan buenos como los que se crían en estos países. Esto parece que ya se ha producido y jinetes como Carlos Díaz y Albert Hermoso están compitiendo con productos nacionales y consiguiendo muy buenos resultados. De todos los caballos que se crían, solo un 15% alcanzarán un alto nivel y el resto son caballos de paseo. En España hay personas que creen que el caballo de paseo se cría expresamente para eso y no es así. El 75% de los caballos que no llegan al nivel de competición son los que hay que aprovechar para eso. Al caballo que alcanza un nivel deportivo de tres estrellas, automáticamente, ya le surgen compradores. Los jinetes para competir necesitan los mejores y estos lo son. La competición internacional sigue existiendo por lo que el mercado internacional del Anglo-árabe sigue muy activo.

HP: ¿Cuál es la relación del studbook del Angl-árabe de España con el de los otros studbooks?

AC: El número de registrados en el studbook del Anglo-árabe de España está en torno a los 6.000 productos. España está dentro de la Confederación Internacional del Caballo Anglo-árabe, de la cual soy vicepresidente, y está formada por doce países. El studbook español es el segundo que ha reconocido este organismo después del francés. Ahora mismo estamos en un proyecto para crear un studbook único para que el Anglo-árabe sea entendido como un conjunto, algo que no sucede en la actualidad. Solo se comparten criterios obligatorios generales por todas las asociaciones en lo referente a las secciones 1 y 2, en torno a la pureza de la raza que tiene en cuenta la mezcla de sangre Anglo-árabe y Pura Sangre Inglés. Los acuerdos de Venecia de la Confederación Internacional en estas secciones son de obligado cumplimiento.

HP: La AECCAá también apuesta por unos criterios de selección para ser más competitivos como la selección de reproductores.

AC: La AECCAá ha traído en los últimos años semen importado de caballos de fuera y eso ha hecho mejorar mucho la producción actual. Pero en mi opinión personal, lo que es muy importante para los criadores es tener una buena selección de yeguas madre. La madre supone genéticamente un 50%, pero tener a una cría más de once meses en el vientre y amamantarla durante otros seis más, hace que la influencia final de la madre sea muy grande. Sementales buenos hay muchos, pero madres buenas no tantas. Creo que es lo que marca la diferencia entre los ganaderos. De hecho, en la selección de reproductores que hemos realizado en el Gran Semana del Anglo-árabe ha habido más aportación de yeguas que de sementales porque los criadores saben que sin una buena línea de yeguas, no se pueden obtener buenos resultados. El objetivo es seleccionar caballos para que sean competitivos a nivel internacional. No nos interesa un caballo que solo sirva para la competición a nivel nacional.

 

Pin It